Respondiendo a preguntas sobre obesidad

Obesidad

¿Qué es la obesidad?

La obesidad es el exceso de masa corporal que se produce por un desequilibrio entre lo consumido y lo gastado.

¿Es la obesidad un problema para toda la vida?

La obesidad mórbida se considera un trastorno crónico.

Los pacientes que llegan a un índice de masa corporal (IMC) igual o mayor a 40 son obesos mórbidos. Tanto si tienen problemas asociados (comorbilidades como la Diabetes tipo II, dislipemias, problemas cardiovasculares o de movilidad), como si no existen, la solución más conveniente, una vez estudiado el paciente, será la cirugía barbárica o metabólica.

¿A que se debe la obesidad?

Tiene un componente multifactorial.
Pueden contribuir ciertos factores genéticos, deberse a problemas de tiroides, u ovarios poliquísticos; pueden estar relacionados con el origen del paciente o con su estrato social, ya que es más frecuente encontrar personas con sobrepeso en países occidentalizados en estratos socio-económicos medio-bajos y de origen latino. Pero lo que evidentemente es un factor esencial son los hábitos inadecuados de la vida, la incorrecta alimentación y el sedentarismo.
Por lo tanto, existen causas genéticas, fisiológicas, conductuales y ambientales.

¿Es la obesidad un trastorno mental?

No está incluido como tal en el DSM-V, pero existen potentes asociaciones entre la obesidad y Trastornos de la conducta alimentaria como son la Bulimia, el Trastorno de Atracones, o el Síndrome de la ingesta nocturna de alimentos. Así mismo, existen asociaciones entre la Obesidad y los Trastornos de Ansiedad y Depresión.

¿Cuáles son las consecuencias de la obesidad?

Son dramáticas para el paciente. Pueden degenerar en problemas como la Diabetes tipo II que afecta a órganos vitales; problemas en la movilidad y la cotidianeidad del que la padece; problemas en las relaciones sociales y, a veces, en las relaciones sexuales; frecuentemente afecta a la autoestima, e incluso a las oportunidades laborales.

¿Qué podemos hacer para combatirla?

Volver a pautas de dieta mediterranea.
Utilizar platos pequeños, no repetir, comer despacio, deleitándose con la comida, saboreándola y disfrutándola. Hacer cinco comidas cada día, siendo la principal el desayuno.

Y, por supuesto, hacer ejercicio. Diferenciar entre ejercicio y actividad física. Entendamos el ejercicio como un espacio de tiempo que dedicamos de forma consciente a nuestro cuidado.

FacebookTwitterGoogle+Compartir

1 Response

  1. 7 septiembre, 2016

    […] es bien conocido, el problema de la obesidad es uno de los graves conflictos de salud que debe resolver la sociedad occidental. El tema de la […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *